Liderazgo 4.0: cómo liderar en tiempos de crisis.

Ahora más que nunca se hace patente la necesidad en las organizaciones con líderes más preparados emocionalmente para sobrevivir a la crisis.

Ante el quiebre económico que nos sobreviene, las personas que integramos las organizaciones y también quienes las lideran podemos reaccionar de distinta forma:

  • Es posible que vivíamos con angustia permanente y no sepamos cómo reaccionar ante esta situación, experimentando un sufrimiento continúo.
  • Podemos actuar con fortaleza, como el ave fénix que resurge de sus cenizas y se hace más fuerte tras haber sido destruido, es decir con resiliencia.
  • Adelantándonos y crear de forma ingeniosa un escenario donde crecer, y obtener éxito, es decir ser “antifrágiles” como lo denominó Nassim Taleb (2012).

Los periodos de crisis impulsan al cambio, y los grandes líderes son quien nos guían en el caos y la transformación que toda situación límite produce.  

No todos los líderes de hoy están preparados para dirigirnos en el campo de batalla, ¿quieres saber cómo es un líder 4.0?

Lo que les define y diferencia es su liderazgo emocional, y más concretamente las siguientes competencias:

  • Manejan con habilidad el estrés y la ansiedad.
  • Saben entender y aceptar las emociones propias y ajenas.
  • Se comunican con claridad lo que está sucediendo, pues el silencio se interpreta a veces como malas noticias.
  • Aceptan honestamente la gravedad de la situación.
  • Se comprometen con quienes les rodean.
  • Abiertos a escuchar las necesidades de clientes, proveedores, empleados, e inversores, de donde obtiene información para una mejor toma de decisiones.
  • Deciden sabiendo qué sacrificios son necesarios para salvaguardar la dirección estratégica.
  • Gestionan con habilidad la incertidumbre y el miedo a los cambios.
  • Sus valores, entre otros son la fortaleza mental, perseverancia y el enfoque
  • Ponen en marcha su creatividad
  • Crean orden a partir del caos, mediante la reorganización de prioridades y valores de la Organización.
  • Refuerzan la Visión, el Propósito y  la hacen los ajustes necesarios en la Misión de la Compañía.